Narrativa·Tarot

Tarot y narrativa: las cuatro casas de Hogwarts y las cuatro pintas (parte 1)

Como forma de inaugurar una nueva «sección» de mi blog, voy a pelar el cable escribir sobre un tema que se aleja del tema de los tres posts anteriores, pero que si tiene en común con ellos que hablaremos de narrativa. Además de jugar juegos de rol, soy fanático de la saga Harry Potter y, hace poco más de un año, leo el tarot. Estos dos aspectos, aparentemente muy distantes, de mi vida se cruzaron en un pensamiento hace algunos días. ¿Cómo? Bueno, estaba pensando en los «arquetipos» de las cuatro casas de Hogwarts, en esas características en las que pensamos (y que nos enseñaron los libros y reforzaron las películas) cuando hablamos de «Grrrrryffindor» [léase con la voz del Sombrero Seleccionador], Ravenclaw, Hufflepuff y Slytherin. Repasando estas características, me di cuenta de que podía haber cierta coincidencia entre lo que representan las casas de Hogwarts y lo que representan las cuatro pintas del tarot. ¿Por qué debería interesarte esto? Porque, de hecho, el tarot es una potente herramienta narrativa. Espero desarrollar esta idea en este post, pero también algunos posts futuros que exploren distintas obras y distintos aspectos del maravilloso tarot. Intentaré explicar todo de la forma más sencilla posible para dar a entender esta aparentemente disparatada idea.

tenor

Para quienes no lo conocen, el tarot es un baraja de cartas con una historia incierta. Si bien muchas de sus imágenes y de sus conceptos se han encontrado en diversas culturas, el uso adivinatorio de la baraja como tal parece remontarse (al menos) al siglo XVI o al menos eso indica la evidencia. Sea como fuese y se crea o no en la capacidad adivinatorio del tarot (o, más bien, del o la tarotista), lo cierto es que el tarot es fundamentalmente un texto. ¿Cómo? ¿Un texto? Claro, un texto: es una unidad comunicativa que tiene carácter social (porque su simbología es, de alguna manera, responde a una tradición de conocimiento que da el marco para leerla) y que se realiza a través de acciones comunicativas que realiza un hablante con una intención (quien lee). Ahora bien, es un texto particular: está compuesto por 78 cartas, divididas en 22 arcanos mayores (numerados del 0 al XXI) y 56 arcanos menores. A su vez, los 56 arcanos menores están separados en cuatro palos: bastos, copas, espadas y oros. Lo interesante del tarot texto y, por lo tanto, como elemento narrativo reside en que las cartas pueden leerse no solo individualmente (cada carta representa determinado arquetipo del ser humano, un determinado momento de la vida y la experiencia común), sino que pueden leerse como secuencias, como arcos de historia. De esta manera, los 22 arcanos mayores pueden leerse como un arco que va del 0 al XXI. Respecto de los arcanos mayores,

758eb1b8e78d9035c73b7c70125ccd9a

actualmente estoy leyendo un libro maravilloso de Hajo Banzhaf titulado El tarot y el viaje del héroe, en el que establece un paralelo entre estos 22 arcanos mayores y la conocida temática o arquetipo del camino del héroe. Para quienes ya conocen el tarot y la numerología, bien conocida es la secuencia del 1 al 10 de los distintos pinta (bastos, copas, espadas y oros), así como del recorrido desde la sota al rey de cada pinta. Existen numerosos libros y personas que pueden ejemplificar esto (muchos de los cuales no conozco ni he leído, porque hace poco que me he adentrado en este mundo), pero me gustaría destacar dos barajas que conozco y que creo que encajan muy bien con esta idea del tarot como herramienta narrativa: el tarot mítico de Juliet Sharman-Burke, Liz Greene y Tricia Newell, que representa los arquetipos del tarot con las historias de héroes y dioses de la mitología griega, y el tarot pagano de Gina M. Pace, Luca Raimondo y Cristiano Spadoni, que representa los arcanos en la vida de una joven wiccana de nuestros días.

¿Y qué tiene que ver esto con Harry Potter y las casas de Hogwarts? Bueno, como dije al principio, creí haber encontrado una relación entre los cuatro palos o pintas del tarot y las cuatro casas de Hogwarts. Esto fue una mera casualidad, ya que, gracias a que cada casa tiene asociadas determinadas características de la personalidad, uno puede ponerse a pensar que en qué casa estaría o si realmente tal o cual personaje encaja con la descripción de la casa a la que pertence.

Como forma de advertencia y aclaración, no pretendo con este post hacer afirmaciones rotundas ni clasificaciones excluyentes; sino hacer un paralelo de un aspecto narrativo que me pareció interesante mirar desde el prisma del tarot, porque creo que entrega una noción de complejidad que puede ser de ayuda para ver más aristas en la saga o para crear historias propias que no sean tan planas o lineales.

Pues bien, el momento de los «quiubo»:

  1. Gryffindor: Fue fundada por Godric Gryffindor, representa la valentía y la nobleza de espíritu y está relacionada al elemento fuego, al igual que los bastos en el tarot. Los bastos, a su vez, están relacionados a los oficios y a la espiritualidad, a lo divino y a lo que nos mueve el espíritu. No es difícil ver la conexión con la «nobleza» de espíritu, pero, para ver realmente el parecido, hace falta examinar con un poco más de detalle tanto a los bastos como a lo que sabemos sobre Gryffindor. En primer lugar, una característica importante de los bastos es que vienen de la naturaleza (porque son de madera), pero están transformados por la acción humana en una herramienta. En otras palabras, provienen de la capacidad de crear y de transmutar. En Harry Potter, la capacidad de transmutación está perfectamente representada en la Transformación como disciplina, que, en Hogwarts, está a cargo de Minerva McGonagall, jefa de Gryffindor, justamente. McGonagall, además, es una animaga, al igual que un importante grupo de  animagos mencionados en la serie: James Potter, Sirius Black y Peter Pettigrew, todos Gryffindor. Remus Lupin también era Gryffindor y, aunque no era animago, sí que se transformaba en lobo.

    Si aventuramos la analogía con el zodiaco, el león de Gryffindor tiene relación con Leo, signo de fuego que, como Aries y Sagitario, nos muestra una forma virtuosa de expresión de esta cualidad de fuego: la del liderazgo, la de ser inevitablemente visible, la de la valentía y osadía. Prácticamente todos los personajes de Gryffindor tiene alguna de estas características: Dumbledore y McGonagall tienen un indudable lugar de liderazgo en el colegio y, al menos en términos de visibilidad y osadía, lo mismo pareciera ser cierto para Los Merodeadores, Lily Potter y el trío de protagonistas que tiene la serie. Sin embargo, el tarot no expresa solamente formas idealmente positivas de las pintas y los elementos que estas representan. En exceso y sin control, el fuego puede quemar y hacer daño. Eso sucede cuando los liderazgos se vuelven verticalistas, cuando la espiritualidad se convierte en fanatismo, cuando el ego nos ciega o cuando nuestro mérito nos pone en un lugar de superioridad moral frente al resto. Esto muestra la complejidad de la vida: no todo es blanco o negro, sino que las cosas se encuentran mezcladas. Como tal, la historia sí que nos muestra este costado oscuro del Gryffindor: cuando Harry tiene accesos de ira porque siente que nadie entiende la posición en la que cree estar (en el centro del conflicto, en el centro de la historia) o la larga lucha de Neville para encontrar y hacer arder su fuego interno, su valentía y su sentido del deber son también ejemplos de otras formas de expresión (menos ideales, por decirlo así) de la cualidad de los bastos.

anigif_enhanced-12649-1438191666-3

Bueno, en honor al espacio (y al tiempo), este post quedará acá y, en un próximo, completaré las tres casas que faltan y daré una reflexión final. Espero que este comienzo sea de interés para alguien más que para mí y, por supuesto, todos los comentarios y opiniones son bienvenidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s